Vuelve la litrona, el penúltimo revival en márketing

Vuelve la litrona, el penúltimo revival en márketing

Vuelve la litrona, el penúltimo revival en márketing

Los viejos envases nunca mueren. Las empresas conocen la rentabilidad de los recuerdos, y Mahou ha lanzado el último reclamo ‘vintage’: Vuelve el litro, el hermano mayor del botijo.

Para unos era El Litro, para otros, la litrona. Pero ahí estaba la botella grande de cerveza de Mahou dándonos licencia para hacernos mayores. Muchas adolescencias bailaron al ritmo de la Movida de Madrid jalonadas de litronas. Igual que muchas infancias crecieron al calor de la leche con Cola-Cao.

Somos la magdalena de Proust: nuestros recuerdos están asociados a sabores y olores. Las empresas conocen bien este fenómeno, igual que saben que todo lo vintage -lo añejo con estilo- triunfa de nuevo, ya sea en la moda, en la decoración o en el consumo doméstico.

Cola-Cao es una de esas marcas instaladas en el recuerdo. Sus latas siguen en las cocinas de muchos españoles como un tesoro en el que se guardan las legumbres o el azúcar. Se vendían en los años 60 y hoy son objeto de busca y captura, ya sea en casa de la madre, de la abuela o en eBay. Conscientes de la demanda, Idilia Foods, la empresa propietaria de Cola-Cao, lanzó una edición limitada de dos de sus diseños; el de la madre con la bandeja de Cola-Cao y dos niños ansiosos esperando su taza, y el del niño boxeador, fuertote gracias al energético cacao. Esa edición se acaba en breve, a finales de mayo. Pero que no se preocupen los nostálgicos, porque a continuación, el 1 de junio, vuelve a las tiendas una reedición especial de El Litro de Mahou, otro de esos compañeros de andanzas e icono de la cultura popular, que hizo furor en los años 70 y 80.

Cumpleaños

La empresa familiar Mahou San Miguel celebra así su 125 aniversario. La historia de El Litro empieza en los 70, aunque surge de la botella de tres cuartos que se fabricaba en 1920.

El Litro -la litrona- está ligado a las comidas familiares mezclada con gaseosa, a las primeras salidas de marcha. Era el hermano mayor de ese botellín pequeño y rechoncho que enseguida se bautizó como botijo, y que la empresa también resucitó en una reedición especial en 2014.

Nos gusta volver la vista atrás. Así lo ha hecho también Coca-Cola, con mucho sentido del mercado. Acaba de presentar en España su nueva botella inspirada en el envase original de 1915. La chispa de la vida sabe cómo llegar al corazoncito de los consumidores. Son 129 años de historia en los que la botella más famosa del mundo recupera sus curvas originales, una etiqueta transparente y una chapa que identifica la variedad a través del color. Y uno cree, por un instante, que vuelve a aquellos años, a esos sabores.

Fuente: expansion.com

 

About the Author

Leave a Reply

*