Blog : Madrid

Abrimos un nuevo PEZ TORTILLA!

Abrimos un nuevo PEZ TORTILLA!

Sorpresa!! Hemos abierto un nuevo Pez Tortilla en Madrid!, concretamente en la Calle Cava Baja, 42 (La Latina). Podéis venir a probar las tortillas de siempre, las croquetas de siempre y nuestra cerveza fresquita 😉 Ah! y también tenemos alguna que otra sorpresa 🙂

Os esperamos!

 

 

Empieza Madrid Beer Week

Empieza Madrid Beer Week

El 8 de junio comienza la “Madrid Beer Week 2015”, la segunda edición de unas jornadas pioneras que convertirán Madrid en la capital cervecera por excelencia. La MBW se celebrará de 8 al 21 de junio y contará con una agenda cargada de experiencias en formación y gastronomía en torno al mundo de las cervezas.

Con esta iniciativa, Cervecera Independiente pretende impulsar actividades de degustación, cata y maridaje de cervezas en Madrid y para ello se han programado diversas propuestas, tales como: Meet the Brewer; Menús de Maridaje; Tap Over; Presentaciones de nuevos productos y Formación.

En Pez Tortilla hemos preparado un menú de lo mas cervecero para estos días:

MENÚ TAPA + CERVEZA ARTESANAL
  • Cerveza Er Boquerón + Dúo de croquetas de Bacalao (5 eur)
  • Cerveza Rogue Mocha Porter + Pincho de tortilla de trigueros (7,50 eur)
  • Caña Flying Dog Pale Ale + Dúo de croquetas de pollo al curry (3 eur)
  • Caña Brewdog Punk IPA + Pincho de tortilla y cebolla caramelizada (4,50 eur)
  • Cerveza Dawat Ecológica de Cuenca + Dúo de croquetas de queso azul (4,50 eur)

Podéis consultar toda la información aquí –> cerveceraindependiente.com

Os esperamos!!

Vuelve la litrona, el penúltimo revival en márketing

Vuelve la litrona, el penúltimo revival en márketing

Los viejos envases nunca mueren. Las empresas conocen la rentabilidad de los recuerdos, y Mahou ha lanzado el último reclamo ‘vintage’: Vuelve el litro, el hermano mayor del botijo.

Para unos era El Litro, para otros, la litrona. Pero ahí estaba la botella grande de cerveza de Mahou dándonos licencia para hacernos mayores. Muchas adolescencias bailaron al ritmo de la Movida de Madrid jalonadas de litronas. Igual que muchas infancias crecieron al calor de la leche con Cola-Cao.

Somos la magdalena de Proust: nuestros recuerdos están asociados a sabores y olores. Las empresas conocen bien este fenómeno, igual que saben que todo lo vintage -lo añejo con estilo- triunfa de nuevo, ya sea en la moda, en la decoración o en el consumo doméstico.

Cola-Cao es una de esas marcas instaladas en el recuerdo. Sus latas siguen en las cocinas de muchos españoles como un tesoro en el que se guardan las legumbres o el azúcar. Se vendían en los años 60 y hoy son objeto de busca y captura, ya sea en casa de la madre, de la abuela o en eBay. Conscientes de la demanda, Idilia Foods, la empresa propietaria de Cola-Cao, lanzó una edición limitada de dos de sus diseños; el de la madre con la bandeja de Cola-Cao y dos niños ansiosos esperando su taza, y el del niño boxeador, fuertote gracias al energético cacao. Esa edición se acaba en breve, a finales de mayo. Pero que no se preocupen los nostálgicos, porque a continuación, el 1 de junio, vuelve a las tiendas una reedición especial de El Litro de Mahou, otro de esos compañeros de andanzas e icono de la cultura popular, que hizo furor en los años 70 y 80.

Cumpleaños

La empresa familiar Mahou San Miguel celebra así su 125 aniversario. La historia de El Litro empieza en los 70, aunque surge de la botella de tres cuartos que se fabricaba en 1920.

El Litro -la litrona- está ligado a las comidas familiares mezclada con gaseosa, a las primeras salidas de marcha. Era el hermano mayor de ese botellín pequeño y rechoncho que enseguida se bautizó como botijo, y que la empresa también resucitó en una reedición especial en 2014.

Nos gusta volver la vista atrás. Así lo ha hecho también Coca-Cola, con mucho sentido del mercado. Acaba de presentar en España su nueva botella inspirada en el envase original de 1915. La chispa de la vida sabe cómo llegar al corazoncito de los consumidores. Son 129 años de historia en los que la botella más famosa del mundo recupera sus curvas originales, una etiqueta transparente y una chapa que identifica la variedad a través del color. Y uno cree, por un instante, que vuelve a aquellos años, a esos sabores.

Fuente: expansion.com

 

Después de una buena carrerita por Madrid, una buena tortilla!

Después de una buena carrerita por Madrid, una buena tortilla!

Diego Casado (somosmalasana.com) nos trae esta curiosa guía para todos aquellos a los que nos gusta salir a correr por Madrid. ¿Quién dijo que las ciudades no son para corredores?

Y después de correr, una buena tortilla con cervecita artesana en Pez Tortilla

Guía running por Madrid centro: los mejores lugares para correr

El asfalto del Malasaña y sus alrededores no impide que cada día cientos de personas salgan a ejercitar sus piernas. Las opciones son diversas y se dirigen a todos los puntos cardinales de la ciudad. Te proponemos seis, aunque tú puedes aportar las tuyas en los comentarios. Estas son las nuestras:

El Retiro – todos los niveles

La mejor de las opciones para cualquier perfil de corredor, ya que el terreno es de grava y tierra (también es posible correr sobre asfalto) y la larga longitud de una vuelta completa (4 kilómetros) permite recorrer grandes distancias sin repetir demasiado el mismo recorrido.

El largo y ancho del parque del Retiro es utilizado por numerosos corredores, que pueblan la zona pero que no impiden correr cómodamente, sin agobios, en ambos sentidos. La recta del paseo de coches (1 kilómetro, asfaltada) es ideal para hacer sprints.

Lo mejor: El terreno blando y la sombra constante, propicia para los días calurosos.
Lo peor: El desnivel entre el punto más alto (O’ Donnell) y el más bajo (Puerta hacia Moyanos), que crea una importante cuesta en la recta del Ángel Caído.
Distancia: 4 kilómetros (vuelta completa).

Parque del Canal – principiantes

Si quieres empezar a correr y no quieres marcharte muy lejos, este es tu mejor campo de entrenamiento. La vuelta completa a las instalaciones del Canal de Isabel II en Chamberí es un paseo agradable que cualquier persona puede cumplir a trote suave. El recorrido es mayoritariamente sobre tartán, aunque los corredores pueden alternarlo cubriendo parte del trayecto en la tierra del parque. Mucho ambiente por las tardes.

Ideal para combinar con otros ejercicios físicos en el parque o con otros deportes en las pistas del Canal.

Lo mejor: Es céntrico y no tiene subidas ni bajadas de consideración.
Lo peor: Demasiado corto si lo que quieres es entrenar tu resistencia a medio-largo plazo .
Distancia: 1,5 kilómetros (cada vuelta).

Templo de Debob – principiantes / medio

Otro de los lugares perfectos para los que quieren empezar en el mundo del running o para los más experimentados que solo quieren hacer un entrenamiento corto por un lugar agradable y con buenas vistas. La vuelta al Templo de Debod es de menos de un kilómetro, pero combinándola con un trayecto de ida y vuelta entre los árboles del paseo Pintor Rosales se puede convertir fácilmente en un recorrido de unos 4-5 kilómetros.

Lo mejor: Lo pintoresco del lugar y la ausencia de desniveles.
Lo peor: Muy corto.
Distancia: 750 metros (vuelta al templo) + 2 kilómetros (ida y vuelta por Pintor Rosales)

Parque del Oeste – medio

Uno de los recorridos más verdes que permite Madrid, aunque también uno de los que más desniveles presenta. La ruta propuesta combina asfalto con tierra y asegura subidas y bajadas en numerosos tramos, además de un paso sobre el puente que cruza las vías que dan a Príncipe Pío.

Lo mejor: Correr entre grandes árboles y por un entorno verde y con sombra todo el año.
Lo peor: Los sube y baja constantes.
Distancia: 4,3 kilómetros por vuelta

Dehesa de la villa – avanzado

Al otro lado de la zona universitaria que marca la Complutense en Moncloa se encuentra la ruta más alejada del centro para correr pero una de las más interesantes porque más de la mitad de su recorrido transcurre por grava. El parque de la Dehesa de la Villa es un lugar con enormes desniveles pero con amplias zonas de sombra y verdor, especialmente recomendables para transitar en verano.

Lo mejor: El entorno natural y la lejanía de lugares con tráfico.
Lo peor: Las cuestas, especialmente subiendo desde la avenida Complutense.
Distancia: 5 kilómetros por vuelta.

Casa de Campo – todos los niveles

El lugar perfecto para cualquier aficionado al atletismo: posee todas las virtudes de las rutas antes reseñadas: sombras, naturaleza abundante, zonas llanas, zonas con desniveles, asfalto, caminos… las variaciones son infinitas en este auténtico campo de entrenamiento para cualquier deportista, especialmente recomendado para los amantes del fondo y el medio fondo que necesiten echarse un buen número de kilómetros a sus espaldas en cada sesión. La ruta sugerida combina diferentes desniveles, aunque cualquier recorrido es bueno en esta zona. Mejor hacerse con el terreno y orientarse bien antes de probar nuevos caminos porque no es difícil perderse.

Lo mejor: La sombra en verano y la posibilidad de cubrir largas distancias. Y que realmente permite correr en el campo (con suerte verás algún conejo saltando de lado a lado del camino).
Lo peor: La posibilidad de desorientarse.
Distancia: Vuelta sugerida, 12 kilómetros.

Fuente: somosmalasana.com

Concierto de IZAL este Sábado en Madrid

Concierto de IZAL este Sábado en Madrid

La banda realizará 17 conciertos por la geografía española para despedir su gira que tendrá como punto final el Barclaycard Center de Madrid

Sin lugar a dudas 2014 ha sido el año de confirmación de Izal. Con su trabajo “Agujeros de Gusano” bajo el brazo, han estado presente en la mayoría de los festivales de nuestro país y han recorrido la geografía colgando el cartel de “no hay entradas” por multitud de ciudades.

En el mes de marzo de 2015 pararán para grabar su nuevo trabajo y presentan una gira de despedida en la que repasarán todo su repertorio añadiendo alguna novedosa sorpresa. El punto final a esta gira será el concierto que Izal ofrecerá en el Barclaycard Center (antiguo Palacio de los Deportes) de Madrid el 11 de abril, todo un desafío para una banda que ha pasado en muy poco tiempo de llenar salas como Joy Eslava o La Riviera a enfrentarse a un aforo de 15.500 localidades.

 

Consigue tus entradas aquí