Blog : Cerveza artesana

Obsesión artesana

Obsesión artesana

Desde que abrimos Pez Tortilla, e incluso de un poquito antes,  nos ha perseguido esta obsesión por la buena cerveza artesana. Nos gusta viajar y probar nuevas y refrescantes cervezas, esta obsesión nos llevó a descubrir que no hace falta irse tan lejos para probar buen lúpulo en remojo. España, cuenta con una de las mejores cervezas artesanales del mundo pero, como no esta bien que lo digamos nosotros, os dejamos un reportaje de nuestros amigos de GQ para que os iluminen!

Si queréis venir a probarlas solo tenéis que poner rumbo a PEZ TORTILLA:

Calle del Pez, 36, 28004 Madrid
Calle Cava Baja, 42

——————————————————————————————————————————————————–

COMER Y BEBER

Las microcervecerías españolas que ya son un valor seguro

  •  Estas microbreweries españolas se han ganado el reconocimiento nacional e internacional.

  •  Te prometemos que nunca te equivocarás si te pides una de sus creaciones.

En España hay ahora mismo más de 750 microcervecerías registradas que producen alrededor de 4.000 cervezas artesanas al año, según datos de Birrapedia. Es, con diferencia, uno de los sectores que más ha crecido durante los años de la crisis y ahora alcanza tal volumen de producción (en torno a 100.000 hectolitros) que resulta imposible seguir el rastro a todas las novedades. Todavía estamos lejos de las más de 5.200 que hay ahora mismo en EE UU (¡en 2012 existían menos de la mitad!), pero sí tenemos las bastantes para perdernos entre tanta oferta. 

Este boom también ha llevado a que se creen premios como los Domus o los Beer Bloggers para reconocer lo mejor de la industria nacional de craft beer. Basándonos en ellos y en nuestro criterio, y para hacerte la vida más fácil cada vez que visites una tienda especializada o vayas a ese garito con 15 cervezas artesanas on tap, te decimos cuáles son las microcervecerías españolas que ya se han convertido en un valor seguro.

LA QUINCE BREWERY

La Quince

La Quince nació en Madrid en 2013 de la mano de los primos Jacobo y Juan Lliso como una cervecera nómada, es decir, una que, en lugar de tener una sede oficial y única, colabora con otras para producir sus recetas a partir de “cervezas prototipo”. Su filosofía es la Brew Wild, que se basa en exprimir al máximo las maltas, lúpulos y levaduras buscando sabores y aromas extremos. En 2015 se llevaron el premio de los Beer Bloggers a la mejor cerveza de España con Vanilla Black Velvet, una Russian Imperial Stout con aromas y sabores a chocolate y vainilla de Madagascar. Esta es una edición limitada, pero entre las estándares destacan la Llipa!, una American IPA muy cítrica y frutal que combina genial con muchos tipos de comidas y que se hizo con la medalla de oro en la Feria de Cerveza Artesana de Madrid. Sus trabajadas etiquetas, como la que se ve en la imagen superior, también son dignas de colección. Aquí tienes una lista de los muchos bares y tiendas de toda España donde puedes encontrar sus creaciones, pero, por recomendarte uno de sus templos, te animamos a ir a Baden Baden (C/ German Pérez Carrasco nº51, Madrid), donde suelen tener muchas de sus variedades en grifo.

NAPARBIER

Naparbier

Estos navarros llevan haciendo las cosas muy bien y granjeándose un gran nombre desde 2009. Tanto que hasta Evil Twin, una de las mejores cerveceras nómadas del mundo, ha querido colaborar con ellos. Fabrican cervezas de todo tipo, pero destacan sus Imperial Porter, Stout y Barley Wine, aptas para el envejecimiento y para comprobar como su sabor evoluciona con el tiempo.Entre estas últimas destaca la serie Avant-Garde, envejecida en barricas de oloroso, brandy o vino durante 15, 18, 20 0 24 meses. Todo el mundo se ha rendido a ella.

DOUGALL’S

Dougall's

Es el vástago de Andrew Dougall, un londinense que, después de perder un barco en Santander, decidió instalarse en la cercana Liérganes y fundar una cervecera con su apellido en 2006. Su cerveza más célebre es la 942, una American Pale Ale que no tiene absolutamente nada que envidiar a lo que se hace al otro lado del Atlántico. Se coló en el cuadro de honor de Ratebeer, el ranking cervecero. más reputado del mundo.

CERVESES LA PIRATA

La Pirata

La cerveza de estos catalanes de Suria llega ya a Italia, Francia, Suiza, Bélgica, Holanda, Gran Bretaña, Dinamarca, Suecia, Rusia, China… y sigue contando. Se han llevado dos medallas de bronce en los Global Craft Beer Awards con sus creaciones que ellos mismos califican como “incendiarias”. Su Imperial Stout Black Block envejecida en barrica de bourbon te cambia el concepto de lo que es una cerveza. Y la frescura de la Lulupulus es perfecta para que empieces desde ya a combatir los calores veraniegos.

Buena craft beer!

Fuente: http://www.revistagq.com/la-buena-vida/comer-y-beber/articulos/las-microcervecerias-espanolas-que-ya-son-un-valor-seguro/26084

La Virgen, una cerveza de garaje

La Virgen, una cerveza de garaje

Hemos rescatado este antiguo reportaje de José Carlos Capel de una de nuestras marcas favoritas de cervezas artesanas, La Virgen. Desde Las Rozas nos traen directamente a Pez Tortilla tres de sus mejores botellas: Jamonera, Lager y Negra. Echar un ojo a la publicación y decirnos si no os dan ganas de venir por la Calle Pez a tomar unas cuantas fresquitas.

Jaime Riesgo, tirando cerveza

Desde que se inauguró la fabrica a finales de febrero no había tenido ocasión de acercarme. Y eso a pesar de que me habían insistido varias veces. Sobre todo Estanis Carenzo, cocinero del restaurante Sudestada (www.sudestada.es), que figura entre los socios de esta micro cervecería (www.cervezaslavirgen.com) que merece la pena. No solo por la calidad de sus cervezas, sino por la gracia del lugar, semiclandestino, oculto en un callejón angosto de Európolis, polígono industrial de Las Rozas (Madrid)

Ocupa una nave blanca con hechuras de garaje justo enfrente de un restaurante chino, también medio escondido, que siempre está vacío y tiene pinta de tapadera de otros negocios. Como casi todos los lugares donde se fabrican cervezas artesanas, los tanques de acero inoxidable son de juguete. Quien desee enterarse del proceso no tiene más que concertar una cita por teléfono y se lo enseñarán todo, incluidas las cubas de fermentación, los depósitos de frío donde reposan las cervezas antes del embotellado y hasta la caldera, que se alimenta con huesos de aceituna molidos, combustible ecológico que Ángel León (http://www.aponiente.com/) trasladó a la alta cocina hace tiempo.

Las dos cervezas de la casa, lager rubia y la jamonera de alta fermentaciónInterior de la micro cervecería

Con cebada malteada, lúpulo, levadura y agua de la sierra de Madrid consiguen dos cervezas notables. Primero La Virgen, lager, de la que elaboran 4.000 litros al mes. Presenta un color amarillo pajizo, es suavemente amarga y posee notas cítricas y florales. Y a su lado la Jamonera, de alta fermentación, tostada y profunda, con dejes a regaliz y a frutas caramelizadas, de la que solo elaboran 1.000 litros mensuales, y denominan así porque acompaña bien al jamón ibérico.

¿Quiénes son los promotores de este invento? Dos emprendedores madrileños que trabajaban en San Francisco (Estados Unidos) y empezaron a elaborar cerveza en su propia casa. Nada extraño en una ciudad donde el “home brewing” es algo frecuente. Jaime Riesgo es un publicitario avezado; su mujer, Ana Elena Coello asesora de inversiones. Ambos, junto Carenzo y Pablo Giudice, de Sudestada han iniciado la aventura.

Cierran toda la semana, salvo jueves y viernes a partir de las 19,30 y también abren los sábados, incluso por la mañana. Desde el momento que levantan el cierre, en el entorno de esta fabriquita, que cuenta con barra y varios grifos, se agolpan  aficionados que llenan las mesas que se desparraman por el callejón, que cobra aire de mercadillo o bar improvisado. Un bar pop-up, que dirían algunos a la última.

Instalaciones para la fabricación de cerveza, una fábrica de juguete

Lo ideal es acudir el jueves, cuando sacan a la venta 20 litros de alguna cerveza especial que se consume en el acto. Tal vez una Ipa (indian pale ale), una stout, cualquier pale ale al estilo inglés o belga, o quizá una negra porter, suavemente amarga y con sabor a regaliz, que fue la que yo probé el jueves pasado. ¿Y para comer? Sólo dos cosas, raciones de jamón ibérico y, sobre todo, su ya famoso perrito caliente, cuya receta (secreta) me han desvelado: pan dulzón de cerveza negra que untan suavemente con paté de foie-gras; encima la salchicha, gruesa, alemana, muy buena, y como remate una loncha de queso emmental que se funde en la plancha.

¿Qué razones justifican el imparable éxito de la cervezas artesanas en España?

Suelen ser buenas, se atreven a competir con el vino en la mesa y presumen de vocación ecológica.

Representan algo exclusivo a precio asequible.

Quizá sea por eso.

Perspectiva desde el callejónFamoso perrito de la cerveceríaTapa de jamón para acompañar la cerveza jamonera Interior de la cervecería La Virgen

 

Fuente: elpais.com